Un llamado a prevenirse de las altas temperaturas y evitar afectaciones en la salud realizó la Coordinación Estatal de Protección Civil (CEPC), debido a que continuará la ola de calor y las altas temperaturas, el llamado es de mantenerse hidratado, permanecer en espacios ventilados y frescos, para proteger la salud, sobre todo, adultos mayores, niñas, niños y personas con enfermedades crónicas.

Ante este escenario, la CEPC reitera la importancia de extremar precauciones y atender las siguientes recomendaciones adicionales a las que dispongan las autoridades locales, para evitar el golpe de calor, deshidratación y enfermedades diarreicas agudas:

– Consumir frutas y verduras, alimentos ricos en potasio, tomar abundantes líquidos en especial agua, evitar el consumo de alcohol.

– Utilizar ropa holgada y liviana. Si se permanece expuesto al sol usar gorro o sombrero. Utilizar colores claros ya que los oscuros absorben el calor.

– Además de utilizar protector solar (mínimo 30 FPS).

– No realizar ejercicio entre las 11:00 y 16:00 horas bajo los rayos del sol.

– Acudir al médico ante cualquier caso de diarrea, náusea y vómito.

Síntomas más importantes que pueden indicar que una persona está sufriendo eventos adversos por exponerse al calor:

– Dolor de cabeza

– Mareo

– Sudoración excesiva al principio, después, falta de sudor

– Enrojecimiento y sequedad de la piel

– Fiebre con temperatura desde los 39 a los 41 grados

– Comportamiento fuera del habitual

– Aceleración del ritmo cardíaco, con latido del corazón débil

– Crisis convulsiva.

Signos de alarma que requieren de atención médica inmediata:

 

– Piel que se siente caliente y seca, pero no sudorosa

– Confusión o pérdida del conocimiento

– Vómitos frecuentes

– Falta de aire o problemas para respirar.

Ante cualquier emergencia, recuerde asistir de inmediato al centro de salud más cercano y llamar al 9-1-1.