30 de mayo, un día de gran pesar e indignación para todas las mujeres y los sonorenses en general.

0
60

Lamentablemente el día de ayer encontramos a Itzel Nohemí sin vida., el mismo día que fue reportada como desaparecida se le privó de la vida.

La causa de la muerte fue dictaminada como asfixia por sofocación al presentar arena en el conducto de la nariz.

Tenemos una persona detenida, la cual representa una línea fuerte de investigación por el delito de feminicidio y violación agravada.

El detenido Aarón Guadalupe de 29 años, quien tiene un antecedente por robo con violencia.

No puedo ahondar en más detalles porque continúa abierta la investigación.

En Hermosillo, a las primeras horas del día, Ámbar Dolores, una joven estudiante universitaria de tan solo 20 años, fue privada de la vida al interior del departamento que habitaba en la colonia Ley 57.

Presentó diversas heridas por arma punzocortante y quemaduras en gran parte de su cuerpo. Se está investigando por el delito de feminicidio y probable violación.

En otro hecho, en esta misma ciudad de Hermosillo, una mujer de entre 30 y 35 años fue igualmente privada de su vida, al encontrarse su cuerpo al final del bulevar Lázaro Cárdenas, Colonia Antorcha, al Norte de esta ciudad, en un baldío.

La joven fue agredida con arma de fuego.

Finalmente en Navojoa, tuvimos conocimiento de hechos en los que resultara gravemente lesionada Elvia Ochoa, una mujer que se encontraba en una tienda de artículos deportivos, al ser agredida por un hombre con un bat, y quien continúa luchando por su vida en centro de atención médica.

Por esta agresión hay una persona detenida con una línea de investigación muy definida, y es lo que puedo informarles hasta que concluya la investigación.

Todos estos hechos dejan claro que tenemos que continuar uniendo esfuerzos para erradicar la violencia de género, que es tarea de todas y de todos.

Estos hechos deben cimbrarnos y hacer que nos enfoquemos en restaurar el tejido social y la forma en cómo convivimos. Es evidente que algo no está bien. Debemos reeducar en replantearnos una cultura de respeto a la vida de las mujeres y la dignidad humana.

No podemos olvidar que el máximo bien jurídico tutelado es la vida.

Y aprovecho para solicitar la colaboración y el apoyo decidido de todos los policías municipales. Porque la prevención es tarea de todos e inicia en cada uno de los municipios.

Así mismo, hago un llamado a las y los sonorenses para que hagamos un frente común en temas de seguridad. No permitamos que nuestras niñas, jóvenes y más personas resulten víctimas de estos delitos.

Comparto el dolor de las familias de cada una de las víctimas y a ellas les digo que no habrá impunidad.

La Fiscalía General de Justicia esclarecerá de manera fehaciente y científica estas agresiones.

Se lo debemos a Itzel Nohemí, se lo debemos a Ámbar Dolores, se lo debemos a Elvia y a la mujer a quien esperamos identificar muy pronto.