Comparten en la Plaza Hidalgo su amor por el baile.

0
58

Con la expectativa de motivar en los demás las vivencias, sensaciones y evocaciones que ellos experimentan al bailar, una pareja de profesores jubilados hicieron una alianza estratégica con el Instituto Municipal de Cultura y Arte (IMCA) para enseñar danzón a quienes deseen aprender, sin costo alguno.

Provistos de una pequeña bocina enlazada a un celular, los instructores concluyeron la tarde del martes un primer ciclo de clases, en el marco de la plaza Hidalgo, en un ambiente rodeado de mezquites y bancas de madera, ante un grupo de alumnas de distintas edades.

Mientras su esposo Miguel Fragoso, revelaba a las presentes algunas técnicas de ritmo, la maestra jubilada María del Carmen Larrañaga comentó el por qué decidieron acercarse al Gobierno Municipal y lanzarse a la aventura de enseñar a bailar.

“Hemos sentido muchas cosas diferentes en nuestro cuerpo, en nuestra mente, nos sentimos más alegres y siempre estamos platicando de danzón”, comentó entusiasmada quien se define a sí misma y a su esposo como una pareja amante del baile que ha tenido el privilegio de viajar y apreciar lo que hacen en otros lugares de la República.

“Nosotros queremos que nuestro estado también tengan esa sensación y esa alegría, porque el danzón es una alegría, y no nada más les vamos a enseñar danzón, sino también otros bailes de salón como el cha cha chá, el rocanrol, el mambo y la cumbia también”, expresó.

Se dijo lista junto con su esposo a aprovechar cualquier foro y oportunidad de compartir su amor por el baile con el mayor número posible de personas y no desaprovechar ninguna invitación que le signifique cumplir ese propósito de vida.

Aclaró que la pasión por el baile no es para ellos una fuente de ingresos, ya que lo que saben lo comparten con los demás sin esperar mayor retribución que entregarse a la música y el movimiento y lograr que los alumnos experimenten esa forma de realización.