El ¨SuperMan¨ de Chihuahua, Héctor Espino, toda una leyenda deportiva en la LMP, se le recuerda a 19 años de su fallecimiento.

0
2032

Redacción ND.- Considerado por los conocedores del rey de los deportes como el mejor beisbolista que ha tenido México y que empezó de correbolas en los campos llaneros, Héctor Espino jugó en su carrera 3 mil 879 juegos: 317 más que Pete Rose, conectó 4 mil 542 hits: 286 más que Rose en toda su carrera, en jonrones conectados, sobrepasó a Hank Aaron y a Babe Ruth, quienes conectaron 755 y 714 respectivamente, contra 868 de Espino.

Nació en Chihuahua el 6 de junio de 1939, fue el cuarto hijo de la familia Espino González, su padre un transportista de materiales de construcción e inicio su carrera en un equipo de la Liga Obrera siendo correbolas entre 1947-1948, estudio durante 2 años Comercio en la Academia Gregg, para luego trabajar con su padre en el acarreo de materiales.

Desde que Héctor empezó a jugar en Tercera Fuerza, ya botaba la pelota y la sacaba del campo, en Segunda Fuerza se le veía muy natural, muy poderoso, llego a Primera Fuerza con Benjamín Chávez y pasó al base ball profesional en 1959 con los Dorados, que dirigía Guillermo Garibay, luego llegó Acámbaro, Guanajuato, al equipo de la Liga del Bajío invernal, de ahí se fue a San Luis Potosí, sucursal de verano con los Sultanes, en invierno a Hermosillo con los Naranjeros y su último equipo fueron los Sultanes de Monterrey.