Establece Instituto medidas estrictas antes, durante y después del quirófano

0
74

Con el objetivo de abatir el rezago de cirugías no urgentes que por motivos del COVID-19 fueron reprogramadas o se mantuvieron en espera, Isssteson empezó un plan de Reactivación del Servicio de Cirugías en los cuatro hospitales con los que cuenta.

José Martín Nava Velarde, director general del Instituto, explicó que para ello se cuenta con el personal capacitado y profesional, así como con equipo e insumos de alta calidad en los hospitales «Dr. Ignacio Chávez», en Hermosillo; «Adolfo López Mateos», en Ciudad Obregón, así como en los hospitales de Isssteson en Nogales y Guaymas

«Estamos realizando cirugías mañana, tarde y noche, incluidos los fines de semana, pero también estamos aplicando un protocolo estricto atendiendo las recomendaciones de la Secretaría de Salud en Sonora, así como de la Asociación Mexicana de Cirugía General y otras instituciones internacionales», detalló Nava Velarde.

Señaló que durante los meses de más contagios por COVID-19, personal de Isssteson atendió casos urgentes de derechohabientes que necesitaban ser ingresados a quirófano, pero en el caso de aquellas cirugías consideradas no urgentes, pero sí necesarias, se mantuvieron en espera para evitar más contagios.

«Fue una decisión responsable de Isssteson, el pico de contagios era alto y no podíamos exponer de esa manera a nuestros derechohabientes y al personal del Instituto y creo que los afiliados también lo pensaron así, pero ya estamos trabajando para cumplir lo más rápido posible», dijo.

Como parte del protocolo que se aplica antes de ingresar a cirugía, informó que todo paciente debe contar con una prueba preoperatoria de COVID-19, además de ser examinados físicamente dentro de las 24 a 48 horas antes de la intervención para detectar posibles síntomas.

En el caso del personal, reciben también la prueba de COVID-19 y durante la cirugía es obligatorio el uso del equipo de protección contra el virus por debajo de la indumentaria quirúrgica.

«En la sala de operaciones permanece solamente el personal necesario y existe un protocolo para la preparación del paciente antes de la cirugía, pues en algunas ocasiones hay que suministrar sangre, medicamentos o incluso hay quienes requieren ser intubados. Todos estos procedimientos se hacen con mucho cuidado y con reglas de sanidad muy estrictas», señaló.

Nava Velarde hizo un llamado a los derechohabientes a seguir las reglas que el Instituto aplica para conseguir mejores resultados y evitar poner en riesgo a pacientes y personal.

«Nuestros derechohabientes deben entender que, aunque el semáforo epidemiológico esté en amarillo, en Isssteson aplicamos todas las normas de sanidad como si estuviera en rojo, para su protección y la de nuestro personal», comentó el titular de la Institución.