Estarán presentes familias damnificadas de los últimos incendios ocurridos en la ciudad, para recibir donativos

0
59

La jornada del Día del Tilichero de este sábado es una oportunidad de apoyar dos funciones muy importantes de este programa, que son los descacharres y el apoyo a familias que perdieron sus posesiones materiales en incendios, reflexionó Norberto Barraza Almazán, Coordinador de Servicios Públicos Municipales.

El funcionario del Ayuntamiento que preside la alcaldesa Celida López Cárdenas invitó a quienes tengan artículos que ya no necesiten a que los lleven a los 6 centros de acopio donde hay instalados contenedores en zonas estratégicas de la ciudad.

Recordó que dichos puntos son: por fuera del gimnasio Ana Guevara; en el bulevar Camino del Seri; en la entrada del panteón Yáñez; en la explanada del estadio Héctor Espino; en cruce de Progreso y Solidaridad y el Norte del bulevar Morelos, cerca de Televisa.

En dichos lugares habrá personas a quienes esas cosas pueden serles de suma utilidad luego de perder todo lo que tenían. Desde ropa en buenas condiciones, utensilios de cocina, camas, muebles, despensa, e incluso juguetes, serán bien recibidos, añadió.

“Viene una época difícil, que es el verano, y entre mayor oportunidad tengan de obtener bienes pues es mucho mejor para estas familias”, reflexionó el Director de Servicios Públicos Municipales, luego de precisar que en lo que va del año en Hermosillo se han quemado 71 casas de cartón y 297 de materiales sólidos.

Los Días del Tilichero cumplen también la función de dar a los residentes capitalinos una oportunidad de deshacerse de los cacharros de sus hogares; que éstos no terminen en lotes baldíos, canales y arroyos o se conviertan en nidos de mosquitos potencialmente transmisores de enfermedades, comentó.

“En los contenedores estamos levantando un promedio diario de 42 toneladas y mil 200 toneladas al mes”, reveló, Barraza Almazán.