Integrantes de la Selección Mexicana Olímpica no estaban concentrados totalmente en el evento

0
252

Hay una parte de responsabilidad que tuvieron los jugadores de futbol en el fracaso del Tricolor olímpico.

Así que ustedes dijeran que andaban muy metidos en su participación en Río 2016, pues no.

En las visitas familiares no perdían la oportunidad de echar novio en el lobby de su hotel de concentración en Salvador de Bahía, y hasta había esposas hospedadas en el lugar, como la mujer de Oribe Peralta.

Hubo otros casos, como el de Carlos Salcedo, que se paseaba por la explanada del edificio con su dama por la noche. Nadie les dijo algo.

Azul, pintado de azul

El agua del Centro Acuático María Lenk sigue siendo un dolor de cabeza para el Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

A los oídos de Barra Brava llegó el rumor de que el sábado por la tarde, el dueto mexicano integrado por Nuria Diosdado y Karem Achach sólo pudo realizar un entrenamiento de siete minutos debido al color verde de la piscina. Tras reportar el problema, los encargados del inmueble pusieron manos a la obra de inmediato para que milagrosamente, el agua luciera azul nuevamente en la primera jornada de competencias de la especialidad.

Paseo ‘gratis’ en elevador

Minutos de desconcierto vivieron algunos representantes de los medios de comunicación la noche del domingo en el estadio Olímpico de Río de Janeiro.

Resulta que al menos una decena de ellos pasaron casi 15 minutos encerrados en el elevador, debido a que dejaron de funcionar de un momento a otro.

El escenario en el que se disputan las pruebas de atletismo cuenta con ascensores; todos ellos comenzaron a subir y bajar, sin detenerse en ninguno de los cinco pisos. Finalmente personal técnico arregló el problema y los reporteros y fotógrafos pudieron tomar sus posiciones para trabajar.