Los líquidos corrosivos o sustancias químicas no deben estar al alcance de los menores

0
71

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Sonora recomienda a los padres de familia implementar medidas para evitar accidentes domésticos, principalmente en menores de edad, durante el tiempo que se prolongue el confinamiento causado por la emergencia sanitaria del COVID-19.

El médico supervisor de hospitales en el estado, adscrito a la Jefatura de Prestaciones Médicas, Rosario Gerardo Pérez López, destacó que aunque todos los miembros de la familia tienen las mismas posibilidades de sufrir un incidente en casa, los niños presentan con mayor frecuencia golpes y fracturas.

«Los menores son los más vulnerables a tener un accidente en el hogar, porque no miden los riesgos, por este motivo, los padres o las personas que se encuentran a su cuidado deben poner en marcha un plan de seguridad, para evitar quemaduras, golpes, heridas o la ingesta de sustancias toxicas, como todos los materiales que se están utilizando para sanitizar los domicilios”, expuso.

Subrayó la importancia de extremar precauciones para prevenir caídas, asfixia por introducción de objetos pequeños, intoxicaciones por la ingesta de medicamentos o productos químicos (incluidas las sustancias utilizadas para sanitizar por el virus del COVID-19); así como descargas eléctricas, para evitarlas se deben proteger los contactos de luz con protectores de plástico.

«Los líquidos corrosivos o sustancias químicas no deben estar al alcance de los menores, pueden confundirlos con jugo, o refresco, los más pequeños, por curiosidad natural se pueden introducir cuerpos extraños a su nariz, oídos y boca, pues no tienen esa capacidad de discernir entre lo que es un juego y lo que les puede ocasionar un daño», indicó.