Por no pagar una deuda, le quitan la vida.

0
65

Por un adeudo de dinero dos personas se enfrascaron en una riña con armas blancas, Francisco Rafael “N.”, de 40 años, obtuvo la ventaja y privó de la vida a su adversario.

Además de causarle diversas heridas punzocortantes con una solera chica, tipo machete, también le propinó golpes diversos y terminó por quemar el cuerpo ya sin vida.

El cadáver de Adrián Paulino “N.”, de 30 años, fue localizado en el interior de un cine abandonado ubicado en calle Gastón Madrid casi con Garmendia, en la colonia Centro.

Elementos del Departamento de Bomberos acudieron al sitio para sofocar un incendio reportado en el interior del inmueble, hechos registrados el pasado 16 de julio.

Al hallarse el cuerpo sin vida de una persona, de momento no identificada, la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora (FGJE) inició con las investigaciones.

Primero realizaron las indagatorias para determinar la identidad de la persona y tras realizar las pruebas de ADN, se ratificó el nombre con familiares del occiso.

Con base a la identificación, el Agente del Ministerio Público abrió líneas de investigación e inició en el lugar donde se localizó el cadáver, ya que ahí se reúnen varias personas.

Datos de pruebas, entrevistas, testimoniales, reforzado con pruebas científicas concluyeron que sostuvo una riña, faltaba determinar la identidad del responsable.

Se ubicó a Francisco Rafael “N.”, a quien personal de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC) le ejecutó orden de aprehensión el 18 de julio.

Por el delito de homicidio doloso, dentro de la causa penal 1923/2019, se le imputó la muerte de Adrián Paulino “N.”, originario de Nogales, Sonora, sin domicilio fijo en Hermosillo.

Derivado de las investigaciones, con datos de prueba, se demostró que el ahora imputado arribó al cine en abandono y localizó a la víctima, a quien le exigió el pago de un adeudo.

Al negarse, ambos se enfrascaron en una riña con armas punzocortantes, donde Francisco Rafael asestó varias heridas al afectado para dejarlo sin vida, además lo golpeó y quemó el cuerpo.

Ante los hechos, fue presentado ante el Juez quien lo vinculó a proceso, decretó la prisión preventiva oficiosa y ahí mismo se aceptó el procedimiento abreviado.

Francisco Rafael “N.” fue condenado por el Juez a nueve años de prisión, por el delito de homicidio doloso, sentencia decretada el pasado sábado 3 de agosto.