Primeros tres meses de embarazo son cruciales para evitar aborto espontáneo

0
280
Foto: Salud Integral de la Mujer

Por Dra. Ana Samaniego

Hermosillo.- El aborto es la terminación espontánea o provocada de la gestación antes de la vigésima semana, contando desde el primer día de la última menstruación normal, o expulsión del producto de gestación con peso menor a 500 gramos.

Se estima que de un ocho por ciento a un 20 por ciento de los embarazos clínicamente reconocidos, en la semana 20 de gestación terminarán en un aborto espontáneo, del cual el 80 por ciento de éstos ocurrirá antes de los tres meses, por lo cual es recomendable que la futura madre, guarde reposo y siga las indicaciones médicas.

Pero, ¿cuántos tipos de aborto existen? ¿hay otras formas en las que el producto se pudiera perder?

La respuesta es sí, si hay varios tipos de abortos, los cuales pueden ser el aborto espontáneo, por infección, el retenido, el terapéutico, el completo, inducido, entre otros, y los factores de riesgo para su amenaza son por problemas fetales, maternos, enfermedades crónicas, endócrinas, ambientales y alteraciones uterinas.

Asimismo, el aborto sea cual sea su tipo, suele tener consecuencias físicas que pueden dañar e incluso poner en riesgo la vida de la mujer que lo practique.

Dentro de las más frecuentes son los abortos incompletos, infección bacteriana en la sangre, hemorragia y lesiones intraabdominales, así como, complicaciones infecciosas que pueden dejar en la mujer secuelas crónicas conducentes a la esterilidad, embarazo ectópico y dolor pélvico crónico.