Turquía sobrevive a un golpe de Estado fallido contra el presidente Erdogan

0
246

(Agencias) Turquía ha vivido esta madrugada las horas más tensas de su historia reciente con la declaración, en torno a las 21.30 de ayer viernes, de un fallido golpe de Estado ejecutado por un grupo de militares contra el Gobierno del presidente Recep Tayyip Erdogan, que ha responsabilizado del acto a su némesis, el clérigo residente en Estados Unidos Fetulá Gulén.

Nadie, sin embargo, ha asumido por el momento la responsabilidad de un levantamiento que ha dejado, de acuerdo a la Fiscalía de Ankara, al menos 60 muertos – incluidos 17 policías y un general golpista – y escenas de guerra en Estambul y Ankara, puntos calientes de la fallida asonada. Fuentes médicas apuntan a más de un centenar de heridos.

La comunidad internacional ha mantenido un incómodo silencio antes de proporcionar, con el presidente estadounidense, Barack Obama, a la cabeza su apoyo al “Gobierno democráticamente elegido” de Turquía tras la primera comparecencia del presidente Erdogan, siete horas después de que se escucharan los primeros disparos en las calles de ambas ciudades.

La declaración de Obama ha ido acompañada con la repulsa conjunta emitida por los principales partidos de oposición turcos, incluido el prokurdo Partido Democrático de los Pueblos, acusado por el presidente turco de participar en la guerra que Turquía libra contra las milicias del Partido de los Trabajadores del Kurdistán.